Cuscús Marroquí de Pollo o Cordero

¡Bienvenidos a un viaje gastronómico por el apasionante mundo de la cocina marroquí! En esta ocasión, nos sumergiremos en los misterios del Cuscús marroquí, un plato emblemático de la región del Magreb que conquista los paladares más exigentes. Prepárate para deleitarte con una combinación única de sabores exóticos y texturas sorprendentes. ¡Vamos a descubrir cómo hacer este manjar de manera auténtica y deliciosa!

Origen del Cuscús marroquí

El Cuscús, originario del norte de África, es un plato ancestral que ha trascendido fronteras y se ha convertido en una joya culinaria internacionalmente reconocida. Marruecos, en particular, es famoso por su maestría en la preparación del Cuscús. Con influencias bereberes y árabes, esta receta ha evolucionado a lo largo de los siglos, manteniendo vivas las tradiciones y los sabores auténticos de la cultura marroquí.

Información de la receta

  • Raciones: 4 porciones
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Calorías por ración: Aproximadamente 400-500 calorías

Ingredientes del Cuscús marroquí

  • 250 gramos de cuscús (preferiblemente de grano medio)
  • 500 gramos de cordero o pollo (cortado en trozos)
  • 2 cebollas grandes (picadas finamente)
  • 4 zanahorias (peladas y cortadas en rodajas)
  • 1 calabacín (cortado en cubos)
  • 1 pimiento rojo (sin semillas y cortado en tiras)
  • 1 manojo de cilantro fresco (picado)
  • 1 manojo de perejil fresco (picado)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino
  • Sal y pimienta al gusto

¡Hora de cocinar!

Pasos para preparar el Cuscús marroquí

  1. En una gran cazuela, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto. Añade las cebollas picadas y cocínalas hasta que estén doradas y caramelizadas.
  2. Agrega los trozos de carne (cordero o pollo) y cocínalos hasta que se doren por todos lados. Añade la cúrcuma, el comino, sal y pimienta al gusto. Revuelve para que los sabores se mezclen de manera armoniosa.
  3. Incorpora las zanahorias, el calabacín y el pimiento rojo a la cazuela. Revuelve todo cuidadosamente para que los ingredientes se integren. Cubre la cazuela y cocina a fuego lento durante unos 15 minutos, hasta que las verduras estén tiernas y suaves.
  4. Mientras tanto, prepara el cuscús siguiendo las instrucciones del paquete. Por lo general, consiste en verter agua caliente sobre el cuscús y dejarlo reposar durante unos minutos hasta que absorba el líquido.
  5. Una vez que las verduras estén cocidas, agrega el cuscús a la cazuela. Mezcla suavemente para que los sabores se combinen a la perfección. Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien distribuidos.
  6. Finalmente, esparce el cilantro y el perejil fresco picado sobre el cuscús. Estas hierbas aromáticas añadirán un toque de frescura y realzarán los sabores del plato.

¡Y ahí lo tienes! Tu exquisito Cuscús marroquí está listo para ser disfrutado. Sirve generosamente en platos hondos y acompaña con pan recién horneado y una refrescante bebida como el té de menta. La combinación de especias, verduras y carne tierna te transportará directamente a las calles de Marrakech.

Disfruta de cada bocado y déjate seducir por la riqueza cultural y gastronómica de Marruecos. ¡Bon appétit!

Scroll al inicio