Fish and Chips: Un clásico irresistible

Introducción

Si hay un plato que ha conquistado el paladar de generaciones, ese es, sin duda, el Fish and Chips. Esta delicia gastronómica, caracterizada por su crujiente textura y sabor inigualable, se ha convertido en un icono de la cocina británica y ha trascendido fronteras para deleitar a comensales en todo el mundo. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuál es el origen de esta maravilla culinaria?

Un viaje a sus raíces históricas

El Fish and Chips tiene sus raíces en el Reino Unido, específicamente en Inglaterra. Su historia se remonta al siglo XIX, durante la Revolución Industrial. Fue en las bulliciosas calles de Londres y otras ciudades británicas donde se empezaron a encontrar puestos ambulantes que ofrecían pescado frito acompañado de patatas fritas. La popularidad de esta combinación se expandió rápidamente, convirtiéndose en un plato básico de la clase trabajadora.

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Calorías por ración: Aproximadamente 500 calorías por ración.

Ingredientes para conquistar el paladar

Para preparar este exquisito plato necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 4 filetes de pescado blanco fresco (merluza, bacalao o fletán)
  • 200 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 300 ml de cerveza fría
  • 4 patatas grandes
  • Aceite vegetal para freír
  • Sal y vinagre maltado al gusto

La preparación: un arte culinario en movimiento

  1. En un bol, mezcla la harina, la levadura en polvo, la sal y la pimienta negra. Añade poco a poco la cerveza fría y bate vigorosamente hasta obtener una masa suave y sin grumos. Deja reposar durante 30 minutos para que la masa adquiera consistencia.
  2. Mientras tanto, pela las patatas y córtalas en bastones. Lava los bastones de patata para eliminar el exceso de almidón y sécalos con papel absorbente.
  3. Calienta abundante aceite vegetal en una sartén grande a fuego medio-alto. Asegúrate de que el aceite esté lo suficientemente caliente para freír las patatas y el pescado de manera uniforme.
  4. Sumerge los filetes de pescado en la masa preparada, asegurándote de que estén completamente cubiertos. Con cuidado, colócalos en el aceite caliente y fríelos hasta que adquieran un color dorado y crujiente. Retíralos con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  5. A continuación, fríe las patatas en el mismo aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes. Retíralas del aceite y colócalas sobre papel absorbente para escurrir el exceso de grasa.
  6. ¡Llegó el momento de servir! Acompaña los filetes de pescado y las patatas fritas con una pizca de sal y un chorrito de vinagre maltado. Puedes disfrutarlo con una refrescante cerveza fría o una salsa tártara casera.

El Fish and Chips es un plato que exige técnica y precisión, pero el resultado final vale la pena cada esfuerzo invertido. ¡Ahora es tu momento de sorprender a tus comensales con este clásico irresistible!

¡Buen provecho!

Scroll al inicio