Kibbeh

Sumérgete en los sabores vibrantes y las texturas fascinantes de la cocina del Medio Oriente con Kibbeh. Este plato emblemático, conocido por su mezcla única de especias y técnicas de preparación, te transportará a un viaje culinario inolvidable. ¿Listo para descubrir cómo hacerlo? Sigue leyendo y despierta tus sentidos.

Origen de Kibbeh

En el corazón de la cocina levantina, se encuentra Kibbeh, una delicia gastronómica que se remonta a tiempos ancestrales. Originario de países como Líbano y Siria, este platillo se ha convertido en un verdadero tesoro culinario a lo largo de los años. Su nombre se deriva de la palabra árabe «kubbah», que significa «bola» debido a su forma característica.

Información de la receta

  • Raciones: Aproximadamente 4 porciones.
  • Tiempo de preparación: 30 minutos.
  • Tiempo de cocción: 10 minutos.
  • Calorías por ración: Alrededor de 300-350 calorías por porción.

Ingredientes de Kibbeh

Reúne los siguientes ingredientes para crear esta joya culinaria:

  • 500 gramos de carne de cordero molida
  • 250 gramos de bulgur fino
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 1 puñado de hojas de menta fresca, picadas
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta de Jamaica
  • Sal al gusto
  • Aceite vegetal para freír

La manera de hacer Kibbeh

Ahora que tienes todos los ingredientes, es hora de sumergirte en la preparación de este plato maravilloso. Aquí tienes los pasos a seguir:

  1. Comienza remojando el bulgur en agua caliente durante aproximadamente 30 minutos. Luego, escúrrelo y exprime el exceso de agua. Reserva.
  2. En un tazón grande, mezcla la carne de cordero molida, la cebolla picada, la menta fresca, el comino, la canela, la pimienta de Jamaica y la sal. Amasa bien todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y aromática.
  3. Agrega gradualmente el bulgur exprimido a la mezcla de carne y continúa amasando hasta que estén completamente integrados. Esta etapa requiere paciencia y dedicación, asegurándote de que todos los sabores se mezclen a la perfección.
  4. Ahora viene la parte emocionante: da forma a las porciones de Kibbeh en pequeñas bolas u óvalos alargados, según tu preferencia. Recuerda que la presentación también juega un papel importante en la experiencia culinaria.
  5. Calienta suficiente aceite vegetal en una sartén profunda. Una vez que esté caliente, fríe los Kibbeh hasta que adquieran un tono dorado y crujiente. Esto debería tomar alrededor de 5 minutos por cada lado. Retíralos con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  6. ¡Es hora de disfrutar! Sirve los Kibbeh calientes y acompáñalos con una salsa de yogur fresca y un toque de limón. También puedes servirlos con pan de pita caliente y una selección de verduras frescas para una experiencia aún más auténtica.

¡Prepárate para sorprender a tus invitados con este festín culinario! El Kibbeh es mucho más que un plato, es un legado de sabores y tradiciones que te transportará a las tierras místicas del Medio Oriente.

Scroll al inicio