Mandu (Dumplings coreanos)

Bienvenidos a un viaje culinario por la exquisita tradición de Corea del Sur. En este artículo, descubriremos los secretos detrás de los Mandu, esos bocados irresistibles que deleitan a los amantes de la gastronomía asiática en todo el mundo.

Origen de Mandu

Los Mandu tienen una historia fascinante que se remonta a siglos atrás en la vibrante cultura coreana. Se cree que esta delicia culinaria fue introducida por primera vez durante la dinastía Goryeo en el siglo XIV. Su popularidad creció rápidamente debido a su sencillez y versatilidad, convirtiéndose en un elemento indispensable en los festivales y celebraciones.

Información de la receta

  • Raciones: Aproximadamente 20 Mandu.
  • Tiempo de preparación: 30 minutos.
  • Tiempo de cocción: 5 minutos.
  • Calorías por ración: Aproximadamente 80-100 calorías por Mandu.

Ingredientes de Mandu

Para preparar estos bocados rellenos de sabor, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de carne de cerdo picada
  • 250 gramos de carne de res picada
  • 200 gramos de col china finamente rallada
  • 100 gramos de brotes de soja
  • 2 dientes de ajo, picados finamente
  • 1 cebolla pequeña, picada en trozos pequeños
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 paquete de obleas para empanadillas, de preferencia redondas

Elaboración de Mandu

  1. En un recipiente grande, mezcla la carne de cerdo y de res picada. Añade la col china rallada, los brotes de soja, el ajo y la cebolla. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.
  2. Agrega la salsa de soja, el aceite de sésamo, el azúcar, la sal y la pimienta negra molida. Mezcla nuevamente para que todos los sabores se integren perfectamente.
  3. Toma una oblea para empanadillas y coloca una cucharada generosa de la mezcla de relleno en el centro. Dóblala por la mitad y presiona los bordes para sellarla. Si deseas, puedes decorar los bordes con un repulgue o simplemente presionar con un tenedor.
  4. Repite el proceso hasta que hayas utilizado todo el relleno y las obleas.
  5. En una olla grande, hierve agua suficiente para cocinar los Mandu. Añade una pizca de sal y sumerge cuidadosamente los Mandu en el agua hirviendo.
  6. Cocina los Mandu durante aproximadamente 5 minutos, o hasta que las obleas estén cocidas y el relleno esté bien caliente. Retira los Mandu del agua con una espumadera y escúrrelos bien.
  7. Para darle un toque crujiente y dorado, puedes freír los Mandu en una sartén con un poco de aceite caliente. Cocínalos hasta que adquieran un color dorado y una textura crujiente.
  8. ¡Listo! Sirve los Mandu calientes con una salsa de soja con vinagre y disfruta de estos deliciosos bocados coreanos.

¡No hay duda de que los Mandu son una experiencia gastronómica que deleita todos los sentidos! Prepárate para sorprender a tus comensales con su inigualable sabor y textura. ¡Buen provecho!

Scroll al inicio