Mojito de Sandía

¡Prepárate para deleitar tus sentidos con un sorbo refrescante y exquisito! En este artículo, te guiaré a través de los pasos para crear un Mojito de sandía, una deliciosa variante que combina la dulzura de la fruta y la frescura del clásico cóctel cubano. ¿Estás listo? ¡Ponte el delantal y empecemos!

Origen

Originario de la tierra de la salsa y los mojitos, Cuba, esta versión única del cóctel ha ganado popularidad en todo el mundo por su sabor tropical y su presentación vibrante. ¡Es la elección perfecta para refrescar tus tardes calurosas de verano o para sorprender a tus amigos en una reunión!

Información de la receta

  • Raciones: La receta rinde aproximadamente para 2 personas.
  • Tiempo de preparación: Alrededor de 10 minutos.
  • Tiempo de cocinado: No se requiere cocción.
  • Calorías por ración: Aproximadamente 120-150 calorías por ración, dependiendo del tamaño de las porciones y los ingredientes específicos utilizados.

Ingredientes

Antes de sumergirnos en la preparación de este apetitoso brebaje, vamos a familiarizarnos con los ingredientes que necesitarás. Toma nota y asegúrate de tenerlos a mano:

  • 1/4 de sandía madura, sin semillas y cortada en cubos
  • 10 hojas de menta fresca
  • 2 limones, jugo exprimido
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 60 ml de ron blanco
  • Cubitos de hielo
  • Agua con gas
  • Rodajas de limón y trozos de sandía para decorar

Como hacer un Mojito de sandía

Ahora que tienes todos los ingredientes preparados, es hora de entrar en acción. ¡Vamos a mezclar!

  1. En un mortero, agrega las hojas de menta y el azúcar moreno. Tritúralos suavemente para liberar los aceites esenciales de la menta y mezclarlos con el dulzor del azúcar.
  2. En un vaso alto o en una jarra, coloca los cubos de sandía y añade el jugo de limón recién exprimido. Machaca suavemente la sandía para extraer su jugo y mezclarlo con el limón.
  3. Agrega la mezcla de menta y azúcar al vaso, y remueve suavemente para que los sabores se combinen. El aroma fresco de la menta llenará el aire mientras lo haces.
  4. Llegó el momento de darle un toque alcohólico a nuestra creación. Añade el ron blanco y mezcla nuevamente para incorporarlo a los demás ingredientes. ¡No te preocupes, el alcohol se combina a la perfección con el dulzor de la sandía!
  5. Ahora es el momento de añadir los cubitos de hielo. Llena el vaso o la jarra hasta la mitad con hielo, lo que garantizará que tu Mojito de sandía esté bien fresquito.
  6. Por último, completa tu obra maestra agregando agua con gas hasta llenar el vaso o la jarra. El agua burbujeante le dará un toque efervescente a tu cóctel y realzará su sabor.

¡Voilà! Tu Mojito de sandía está listo para ser disfrutado. Sirve en vasos altos con rodajas de limón y trozos de sandía como guarnición. Si deseas agregar un toque extra de elegancia, puedes decorar los bordes de los vasos con azúcar moreno antes de servir.

Trucos y consejos

  • Para una presentación impresionante, utiliza rodajas de sandía como base en los vasos y vierte la mezcla de Mojito encima. Agrega hojas de menta y cubitos de hielo para un efecto visual sorprendente.
  • Si prefieres un Mojito de sandía con un toque picante, añade una pizca de chile en polvo o unas gotas de salsa picante a la mezcla. ¡Te sorprenderá el resultado!
  • Si quieres un sabor aún más intenso, puedes refrigerar la sandía antes de cortarla en cubos y utilizarla como hielo en lugar de cubitos regulares. ¡Esto mantendrá tu Mojito frío sin diluirlo!

Así que ahí lo tienes, los secretos para crear un Mojito de sandía que impresionará a tus invitados y te refrescará en los días calurosos. Ahora, ¡relájate, disfruta y brinda por momentos inolvidables con cada sorbo de esta deliciosa creación!

Scroll al inicio