Deléitate con el Poutine

Poutine - receta


El poutine, inicialmente llamado mixte, es un plato emblemático de la cocina quebequense que surgió en el centro de Quebec en los años 50, principalmente en zonas rurales. Este delicioso plato consiste en tres elementos esenciales: patatas fritas recién horneadas, cuajada de queso y una distintiva salsa marrón.

La salsa marrón del poutine presenta un sabor único, con un toque ligeramente picante, salado y nada dulce. Uno de los ingredientes fundamentales de esta salsa es el caldo de carne, aunque a veces se incorporan salsa barbacoa o salsa Worcestershire para realzar su sabor.

El poutine ha ganado una enorme popularidad entre los quebequenses y se ha convertido en un plato fundamental tanto para almuerzos como para llevar. Desde la década de 1990, este plato se ha arraigado como un alimento básico en Quebec y en todo Canadá.

A partir de la década de 2000, el poutine ha trascendido las fronteras de Quebec, extendiéndose a países donde las patatas siguen siendo muy apreciadas. En lugares como el Reino Unido, Corea y Rusia, se le conoce como Rasputín, evidenciando su expansión global.

Origen de Poutine: Un viaje por los sabores históricos de Canadá

El poutine, originario de Quebec, Canadá, es un plato muy apreciado en los establecimientos de comida rápida del país. Se compone de papas fritas y cheese curds, un tipo especial de queso en grano, todo cubierto con una deliciosa salsa gravy. Aunque existen variantes con carne de res, cordero, cerdo, conejo o frutos del mar, el poutine clásico sigue siendo el favorito. Aunque la historia de su origen no está clara, una versión popular atribuye su creación a Fernand Lachance en 1957, quien lo preparó para satisfacer la solicitud de un cliente. Si te encuentras fuera de Canadá o de regiones específicas de Estados Unidos donde es difícil conseguir cheese curds, aquí te presentamos una versión que puedes preparar cómodamente en casa.

Información de la receta

  • Raciones: 5 porciones
  • Tiempo de preparación: 35 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Calorías por ración: Aproximadamente 500-600 calorías por porción, dependiendo de las cantidades de ingredientes utilizadas.

Ingredientes de Poutine

Para la salsa

  • 1 litro de caldo de carne (pollo o ternera)
  • 1 cebolla rallada (roja o blanca)
  • 3 dientes de ajo rallados
  • 4 cucharadas de harina común
  • 60 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de salsa Worcestershire
  • 1 cucharada de salsa barbacoa
  • 100 ml de coulis de tomate
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 2 cucharaditas de sal

Para las patatas fritas

  • 6 papas grandes y peladas
  • Aceite vegetal neutro para freír

Para servir

  • 650 g de cuajada (queso skouik-skouik)

Equipo

  • Espumadera
  • Colador

Cómo hacer Poutine

Instrucciones para la salsa:

  1. En una cacerola, lleva el caldo a ebullición.
  2. En una sartén antiadherente, calienta la mantequilla a fuego medio y sofríe la cebolla hasta que esté dorada, removiendo regularmente.
  3. Agrega el ajo y sofríe durante 30 segundos, removiendo constantemente.
  4. Incorpora la harina a la mezcla de cebolla, ajo y mantequilla, y revuelve a fuego medio hasta obtener un roux pálido.
  5. Vierte gradualmente el caldo muy caliente en el roux mientras bates, luego añade todos los demás ingredientes.
  6. Bate y reduce la mezcla hasta obtener una consistencia suave.
  7. Prueba y ajusta la sal según sea necesario.
  8. Apaga el fuego, tapa la salsa y mantenla caliente hasta que las patatas estén listas. Disfruta de tu deliciosa salsa casera para acompañar el poutine.

Preparación de las patatas fritas:

  1. Corta las patatas en bastones de 1 cm de grosor.
  2. Coloca los bastones de patata en un bol grande, cúbrelos completamente con agua fría y deja en remojo durante 4 horas.
  3. Escurre las patatas y sécalas bien con un paño, luego colócalas sobre papel absorbente para eliminar toda la humedad posible.
  4. Vierte una generosa cantidad de aceite en una sartén profunda, olla o freidora, y caliéntalo a 150°C.
  5. Sumerge las patatas en el aceite y fríelas durante 5-8 minutos, hasta que estén cocidas pero aún no doradas.
  6. Con una espumadera grande, retira las patatas del aceite y colócalas en un colador grande o en una rejilla.
  7. Aumenta la temperatura del aceite a 185°C.
  8. Una vez que el aceite alcance esta temperatura, vuelve a sumergir las patatas y fríelas hasta que estén doradas.
  9. Escurre las patatas fritas, colócalas en papel de cocina y sazónalas ligeramente. Disfruta de unas patatas fritas perfectas para acompañar tu poutine casero.

Instrucciones para servir:

  1. Vierte un cucharón de la deliciosa salsa sobre el plato y, con la ayuda de unas pinzas, mezcla suavemente las patatas fritas con la salsa.
  2. Agrega más salsa según sea necesario para cubrir las patatas fritas a la perfección.
  3. Incorpora los requesones y mézclalos con las patatas fritas calientes y la irresistible salsa.
  4. Añade pimienta recién molida al gusto y sirve inmediatamente.

Notas adicionales:

  • Para un toque especial, puedes espolvorear la preparación con bacon crujiente. Disfruta de tu poutine personalizado con este toque extra de sabor.
Scroll al inicio