Shawarma

El Shawarma es un plato icónico originario del Medio Oriente, famoso por su combinación de carne marinada, especias exóticas y una cocción lenta y rotativa que le otorga un sabor único y una textura jugosa. Cada bocado de este manjar te llevará a un mundo de sensaciones culinarias inigualables.

Origen del Shawarma

El Shawarma tiene sus raíces en las antiguas tradiciones culinarias de países como Líbano, Turquía y otros rincones del Medio Oriente. Su método de cocción en un asador vertical giratorio, conocido como «döner» en Turquía, ha sido transmitido de generación en generación. Hoy en día, el Shawarma se ha convertido en un plato popular en todo el mundo, conquistando los paladares más exigentes.

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 40 minutos
  • Calorías por ración: Aproximadamente 400-500 calorías

Ingredientes para el Shawarma

  • 500 gramos de carne de pollo o cordero en láminas finas.
  • 1 cebolla grande, cortada en juliana.
  • 2 tomates jugosos, en rodajas.
  • 1 pimiento verde, cortado en tiras delgadas.
  • 4 panes de pita frescos y esponjosos.
  • 1 taza de yogur natural.
  • 3 dientes de ajo, picados finamente.
  • 2 cucharaditas de comino molido.
  • 1 cucharadita de paprika.
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena.
  • Zumo de 1 limón.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta al gusto.

¡Manos a la obra! Sigue estos pasos para preparar el Shawarma

  1. En un recipiente hondo, mezcla el yogur, el ajo picado, el comino, la paprika, la pimienta de cayena, el zumo de limón, y una pizca de sal y pimienta. Esta exquisita marinada aportará un sabor inigualable a la carne.
  2. Agrega las láminas de carne a la marinada, asegurándote de cubrirlas por completo. Deja que repose en la nevera durante al menos 2 horas para que los sabores se impregnen.
  3. Calienta una sartén grande a fuego medio-alto con un chorrito de aceite de oliva. Saltea la cebolla y el pimiento hasta que estén tiernos y ligeramente dorados. Retira del fuego y reserva.
  4. En la misma sartén, agrega las láminas de carne marinada y cocínalas durante 5-7 minutos hasta que estén doradas y jugosas. Remueve ocasionalmente para asegurarte de que se cocinen de manera uniforme.
  5. Mientras tanto, calienta los panes de pita en el horno o en una sartén para que estén calientes y listos para ser rellenados.
  6. Llegó el momento de armar nuestro Shawarma. Coloca una porción generosa de carne en el centro de cada pan de pita. Añade las rodajas de tomate y la mezcla de cebolla y pimiento salteados.
  7. Opcionalmente, puedes acompañar tu Shawarma con salsa de yogur, hummus o tahini para realzar aún más su sabor.

¡Y voilà! Tu Shawarma casero está listo para ser degustado. Sumérgete en esta explosión de sabores y disfruta de cada bocado. Recuerda que la mejor manera de saborear un Shawarma es con las manos, dejando que los jugos y especias te transporten a un auténtico festín culinario.

Ahora que tienes los secretos de esta receta fascinante, atrévete a prepararla y sorprende a tus seres queridos con un Shawarma delicioso y lleno de magia oriental. ¡Buen provecho!

Scroll al inicio