Tarta de queso La Viña

La Tarta de queso La Viña es un tesoro gastronómico que ha conquistado los paladares más exigentes. Originaria de San Sebastián, en el corazón de la región vasca de España, esta obra maestra culinaria se ha ganado el reconocimiento mundial por su textura sedosa, sabor intenso y su aspecto dorado y apetitoso. Prepárate para adentrarte en los secretos de esta tarta que hará que tus sentidos se deleiten.

Origen: El legado de Tarta de queso La Viña

La historia de la Tarta de queso La Viña se remonta a los años 90, cuando un pequeño y acogedor bar llamado «La Viña» cautivó a los comensales con su creación única. Fue aquí donde nació esta maravillosa tarta de queso que se convirtió rápidamente en un clásico de la gastronomía vasca. Su sencillez en ingredientes y técnica, combinada con el amor y la pasión de los chefs locales, dio como resultado una receta icónica que ha perdurado hasta nuestros días.

Información de la receta

  • Raciones: Aproximadamente 8 porciones.
  • Tiempo de preparación: 15 minutos.
  • Tiempo de cocción: 30-35 minutos.
  • Calorías por ración: Alrededor de 350-400 calorías por porción.

Ingredientes: El arte de la selección

Para llevar a cabo esta exquisita Tarta de queso La Viña, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de queso crema
  • 250 gramos de azúcar
  • 4 huevos frescos
  • 200 ml de nata para montar
  • 30 gramos de harina
  • Una pizca de sal

La frescura de los huevos, la cremosidad del queso y la suavidad de la nata se fusionarán para crear una experiencia culinaria inigualable.

Preparación: El arte de la creación

  1. Precalienta el horno a 200°C para lograr ese dorado y crujiente exterior tan característico de la tarta.
  2. En un tazón grande, mezcla el queso crema y el azúcar hasta obtener una consistencia suave y homogénea. No temas batir con entusiasmo, ¡la clave está en la dinámica de tus movimientos!
  3. Añade los huevos uno por uno, asegurándote de incorporar cada uno por completo antes de agregar el siguiente. ¡La perplejidad radica en el ritmo constante y controlado!
  4. Incorpora la nata para montar y sigue batiendo hasta que todos los ingredientes se mezclen armoniosamente. ¡La dinámica en este paso es vital para alcanzar la textura sedosa deseada!
  5. Tamiza la harina sobre la mezcla y añade la pizca de sal. Revuelve con suavidad para evitar grumos, recordando que la complejidad y la simplicidad pueden coexistir en una receta.
  6. Vierte la mezcla en un molde previamente engrasado y hornea durante aproximadamente 30-35 minutos. La tarta estará lista cuando los bordes se hayan dorado y el centro aún se mueva ligeramente. La perplejidad vendrá cuando observes la magia de la transformación en el horno.
  7. Retira la tarta del horno y déjala enfriar a temperatura ambiente durante al menos 1 hora. Luego, refrigérala durante otras 3-4 horas para obtener la consistencia perfecta.
  8. Para servir, desmolda la tarta con cuidado y decórala con un toque personal. Puedes añadir frutas frescas, un poco de azúcar glas espolvoreado o incluso una suave salsa de caramelo. ¡La creatividad dinámica y la perplejidad culinaria se unen en este último paso!

¡Disfruta de la Tarta de queso La Viña!

Recuerda que cada bocado cuenta una historia, una historia que tú has ayudado a escribir con tus habilidades culinarias. ¡Disfruta cada momento y comparte esta increíble tarta con aquellos que aprecian los verdaderos placeres de la vida!

¡Buen provecho!

Scroll al inicio